Carta de amor para mi querido compañero


Me encanta lo que tenemos, a ti te gusta mi libertad y a mí me gusta sentirme libre a tu lado.

Comienzo a quererte locamente, como ya no se quiere.

Me asusta la idea de amarte hasta el punto de volverme loca de amor por ti.

¿Recuerdas a mi vecino el Mati? Amaba locamente a la Kathy, tanto era el amor que no podía vivir sin ella, cuando no la encontraba en casa, tiraba piedras hasta romper sus ventanas. Cuando ingresaba golpeaba las paredes, porque ella no le abría la puerta.

Estando dentro, no la dejaba salir, solo para cuidarla. La población era mala y afuera estaba el peligro. Entonces no salía ni a comprar el pan.

Las vecinas mas sapas de la cuadra hablaban de la obsesión de este par. A él le decían el “Loquillo enamorado" porque luego de cada moretón en la cara de la Kathy llegaba con flores y chocolates a su casa.

El viernes el Matí apareció en el titular del diario como "el hombre que enloqueció de amor". Solté una carcajada, pensando en la nueva locura que podía haber hecho.

En la segunda plana estaba la Kathy... Ocupando el cuarto lugar en la lista de femicidios de este año.



26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo